En los casos de mala praxis médica, el daño producido se da sobre el cuerpo, entendido como organismo, o en la salud, extendiéndose el concepto tanto a la salud física como a la mental, siendo ésta comprensiva de todas las afecciones y trastornos de orden psiquiátrico, psicológico, laborales, individuales y de relación, con incidencia en las demás personas. Es un concepto muy amplio y las incidencias de este tipo de daño se proyectan hacia todo el universo del individuo.
El afectado por una
mala praxis médica sufre daños inmensos, siendo que muchas veces la muerte no es el peor escenario. Es posible que a causa de una enfermedad mal o tardíamente diagnosticada, una intervención mal realizada o un tratamiento mal seguido, el paciente quede incapacitado para trabajar, paralitico, cuadripléjico, demente, etc. Y si bien en muchos de estos casos la vida no puede ser devuelta ni la salud restaurada, es necesario que el perjudicado reciba al menos los cuidados que necesitara y pueda proveerse y proveer a sus deudos de lo que necesite, de esto se trata la indemnización y de aquí la importancia de un sistema efectivo y suficiente en cuanto a su capacidad para cubrir todas las consecuencias dañosas que del hecho dañoso se deriven.

ESTUDIO PANIZO
Bolívar 3053, Piso 3º Oficina "C"
Mar del Plata
TURNOS: Cel. / Whatsapp (0223) 156-157942